19 de marzo de 2011

Cómo elaborar una historia para tu juego.

Una de las cosas más atractivas e importantes de un juego es la historia. Si bien un aspecto visual llama la atención, los diferentes sistemas de batalla, puzzles, menúes, etc. entretienen al jugador, en mi opinión, una buena historia lo engancha definitivamente al juego.

En esta entrada intentaré iluminar a aquellos nefastos para la elaboración de esta esencial parte para un juego.

Lo primero es tener una idea, toda historia parte de una idea. La idea que usaré de ejemplo será: una catástrofe mundial. Clara la idea, hay que empezar a moldearla: una catástrofe mundial, ¿y qué más? ¿Qué tipo de catástrofe es: una guerra, un meteorito, ataque alienígena, un monstruo mutante...? ¿Qué o quién lo provocó? Etc.

Lo importante es darle vueltas a esa idea poco a poco, hazte preguntas a ti mismo para tratar de desarrollar lo máximo posible esa idea. También puedes recurrir buscar información sobre ella, hay un medio muy bueno para ello: internet. Si decides que la catástrofe es una erupción volcánica, podrías buscar un poco de información al respecto, quizá incluso surgieran así nuevas ideas.

Este proceso puede durar un tiempo, no es cuestión de minutos. A veces, incluso, si te atascas y no se te ocurre cómo seguir desarrollando tus ideas, es mejor dejar de pensar en ello durante un tiempo, en cualquier momento puede surgir eso que te permita seguir con tu historia. Es cuestión de calma y paciencia. Las mentes con experiencia, imaginación y creatividad es probable que funcionen con más rapidez.


Claras las ideas principales de tu historia, sería conveniente ambientarla en un lugar y época. No necesariamente tienen que existir, pueden ser inventados. Eso sí, siempre deben ser coherentes con tus ideas. También en esta parte sería bueno recurrir a buscar información, sobre todo si optas por buscar un lugar real, y más que nada, por si quieres basarte en alguna época en concreto (cultura, vestimentas, avances tecnológicos, etc.). Esta parte también traerá nuevas ideas que añadir o para mejorar tu historia.

Acorde a lo que tienes, es hora de crear a los personajes principales. Al principio preocúpate por definir más o menos cómo serán (carácter, aspecto, género, etc.). Deja los personajes secundarios para más tarde. Una vez claro quiénes van a ser los protagonistas, es hora de imponerles un sentido a su existir. Al contrario que nosotros (seres humanos), los personajes de una historia tienen un objetivo definido y concreto de estar en ella. Siguiendo el ejemplo de la catástrofe de la erupción volcánica, tu protagonista, Jack, será un intrépido geólogo capaz de desenmarañar el comportamiento que tendrá el volcán, ese será su sentido en la historia.

A partir de aquí, es hora de crear a los antagonistas (si los hay) y su sentido de existencia (que normalmente es hacer todo lo posible para que el protagonista no logre sus objetivos), y algunos personajes secundarios importantes. 

Con estos elementos ya tienes bastante avanzado lo que va a ser la historia. Puedes profundizar en otros aspectos que se te ocurran de la historia antes de empezarla realmente. Por ejemplo, si estás trabajando en un mundo de fantasía, quizá quieras profundizar en algunos temas como las magias, mitologías, religiones, mapas...

Bien, llegó la hora de convertirse en "Dios". Y no lo digo como metáfora, broma o porque sí, realmente tienes que tener en la cabeza que eres como un dios a la hora de escribir una historia. Es muy importante tener bien definido cómo serán los personajes porque vas a ir poniendo obstáculos en sus caminos, pero también debes pensar cómo van a resolverlo de acuerdo al carácter, pensamientos, vivencias, etc. de tus personajes.

Lo primero que hay que hacer en una historia es plantearla. Tú lo sabes todo, pero los lectores (jugadores en nuestro caso) no saben absolutamente nada. Tampoco saben cómo son los personajes ni nada de nada, todo eso hay que irlo mostrando en la historia. Por lo pronto, en el planteamiento, ambientarás la historia y presentarás a algunos personajes. A lo largo de la elaboración de la historia, puedes ir creando personajes según nos convenga. Lo mejor para empezar la historia es buscar algún elemento atrayente: Se acaba de producir un terrible terremoto en la ciudad. Los geólogos están desconcertados al no saber a qué se debe. El lugar donde se asienta la ciudad no tiene ningún tipo de actividad geológica destacable. Jack se despierta con el sonido de su móvil, al parecer lo quieren en la base de estudios vulcanológicos de la ciudad para ver qué puede decir del terremoto.

Pero pronto, hay que empezar a enredar las cosas, pues el mundo no es sencillez y felicidad: es hora del nudo. El nudo es esa parte de la historia en la que todo se empieza a complicar, es la esencia de una historia, es lo que da sentido a la existencia del protagonista: ¡Estalla el volcán de la ciudad! Pero Jack, como experto vulcanólogo que es, algo no le cuadra, y es que no sabe que Dark Vulcano (el antagonista de nuestra historia) ha fabricado un artefacto capaz de controlar la geología de la Tierra entera. Esta erupción es sólo una prueba de la catástrofe que vendrá después.

Y ahora empieza la odisea. Hay que empezar a plantearle retos a Jack para ir avanzando en la historia, ya que el pobre de Jack ni siquiera conoce la existencia de Dark Vulcano. Así que, por lo pronto, Jack se encargará de supervisar la erupción, pero al darse cuenta de que el comportamiento del volcán es raro, exige una investigación profunda al gobierno. Todos piensan que se ha vuelto majara, así que le toca hacer todo el trabajo a él. Así conoce a Lucy (otro personaje importante), científica de la ciudad que se encarga de hacer estudios periódicos y que piensa que algo raro está pasando. 

comprar fans facebook

Esas ideas desvariadas que escribí arriba, son una especie de boceto de lo que va a ir ocurriendo. Realmente, no tenemos que escribir una novela, es suficiente con ir haciendo un boceto de lo que va a ir ocurriendo. Esta parte es todo imaginación, así que a darle caña al cerebro. Por lo pronto os aconsejo que analices bien las situaciones, que obligues a los personajes a tomar decisiones, que les hagas la vida imposible, que le des vueltas a los acontecimientos para impactar al jugador y a los propios personajes.

Por último, hay que llevar la historia a un desenlace. Recuerda que estamos elaborando la historia de un juego, es feo dejar finales abierto a jugadores que se han pasado horas jugando para no resolver nada (a no ser que se pretenda hacer una segunda parte, por ejemplo). Si el final es feliz o trágico, es decisión tuya.

Espero que esta y próximas entradas de este tema os sean de utilidad para crear un buen juego.

4 comentarios:

  1. muchas gracias, me has dado muchas ideas de como hacer mi rpg saludos!!!!

    ResponderEliminar
  2. Son muy buenos consejos tratare de ponerlos en practica :D Gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti. Me halaga que te sean de utilidad :D

      Gracias por pasarte por mi blog ;)

      Eliminar
  3. Es interésante. Tengo el programa desde el 2003 y hasta hoy no he podido escribir una historia sólida. La nostalgia me trajo de nuevo a este mundo y con tu ayuda será mejor . gracias por tus conocimientos :D

    ResponderEliminar

ATENCIÓN: Tu comentario aparecerá cuando sea aceptado.